domingo, 14 de mayo de 2017

Madrid estaba preparado. Vuelta de semifinales



Madrid estaba preparado. Vuelta de semifinales de Champions League. Derbi. Última noche europea del Vicente Calderón. Todos y cada uno de los madrileños sabían lo que estaba en juego; mucho más que un partido de fútbol. Una forma de entender el deporte. Una manera de encarar la vida.

Los nervios se implantaron en las orillas del Manzanares al caer la noche. Los jugadores salían al terreno de juego siendo más que nunca los representantes de su afición, que no falló al encuentro: 55.000 gargantas recibieron a sus ídolos motivados para tal batalla. Quién no habría deseado ser uno de los 11 elegidos por el entrenador para disputar este partido, vestirse de corto para afrontar uno de los partidos con más sentimiento del mundo. Estaba todo listo: arranca el último de los derbis en el Vicente Calderón.