martes, 25 de abril de 2017

Landín la está rompiendo en costa rica

Y sí, la calma puede traer vida después de la tormenta.

Tras ver la caída de su carrera de forma estrepitosa, de circular por clubes del Ascenso y tocar fondo en el futbol rápido del sur de Texas, Luis Ángel Landín renació en Costa Rica y es el segundo mejor goleador de la Liga en ese país.

Aquel jugador que nació para el balompié en el Pachuca, que alcanzó fama al ganar títulos con los Tuzos y estar con el Tricolor en la Copa América del 2007, es hoy con 13 tantos el máximo artillero del modesto Pérez Zeledón.

Pero antes debió pasar la tempestad. Landín confesó a CANCHA que atravesó una etapa de depresión al percatarse que su nivel en México se fue en picada.

"Entré en una depresión muy grande. No quería saber nada del futbol, nada de la vida, no quería nada, por un momento dije 'no más'", relató Landín.

"Se juntó todo. Estaba decepcionado del futbol. Sentía que el futbol no me daba lo que yo merecía o de mi parte que yo le quedaba a deber al futbol, que no le daba lo que yo quería. Hubo momentos de desesperación y decía 'el futbol ya no es para mí".

A Landín le costó ver que de un momento a otro todo se iba al abismo.

"No me daba cuenta de que mi carrera iba hacia abajo porque estaba en Primera División, Selección, todo bien. Conforme pasaron los años de repente la única opción que tenía era la Liga de Ascenso y decía 'mi carrera va hacia abajo' y esos momentos difíciles... no te das cuenta que vas hacia abajo", recordó.

Siente que ya no es momento de responsabilizar a nadie, porque él es el único culpable de lo que perdió después de sentir que estaba en la cima.

"Dudé hasta de mí. Todos me decían 'te podemos decir que eres el mejor, pero si tú no confías, no vas a salir', todos me decían de mi nivel. ¿Mi nivel? Lo bajé obviamente, bajé mi nivel pero fue porque yo fallé", aseveró.

"No es el momento de buscar culpables, de decir 'ah, fue la FMF, fue el Pacto de Caballeros, fue este entrenador, fue este directivo'. No, no, el principal culpable aquí soy yo, porque yo tomaba las decisiones. Hubo momentos complicados, pero nunca me di por vencido y ahora se están reflejando los resultados".

Halla pura vida en Costa Rica

Lejos del estrés de México, al rodearse de personas confiables y afinar de nuevo la puntería, Luis Ángel Landín volvió a la carga.

El delantero entró en comunión con el gol de nuevo. En 17 juegos del campeonato de Verano 2017 en la Liga de Costa Rica marcó en 13 ocasiones con el Pérez Zeledón.
"Ese país (Costa Rica) me regresó la sonrisa a la cara, me hizo disfrutar de nuevo el futbol, me dio confianza, me hizo sentirme importante como persona, como jugador profesional", explicó Landín a CANCHA.

"Es un país, como dicen allá, los pura vida, que te hacen sentir relajado. No hay tanto estrés como lo hay en México. Veía a mis hijos felices, a mi esposa también y eso me da estabilidad, ellos me ayudaron mucho en ese sentido"

Fue el costarricense Óscar Rojas, ex del Morelia, quien conectó a Landín con el Pérez Zeledón.

"A lo mejor no era un equipo muy conocido, pero sí un equipo que me iba a dar mucha estabilidad, que la prensa y la gente no iban a estar tanto alrededor del equipo y te dejan trabajar tranquilo, desenvolverte", señaló.

"El nivel de México es más alto, obviamente, pero la Liga va creciendo. Fueron dándose circunstancias. Los delanteros somos de momentos, de rachas, agarré una buena racha, entraban todas y ahí quedaron los resultados".

El ex del Pachuca mantiene ahora la vela encendida para una oportunidad mejor, ya sea en el mismo país tico o la vuelta a México.

"Metí 13 goles, cerré a un buen nivel y sé que cuando el jugador de futbol anda bien las opciones vienen solas. Porque los jugadores estamos catalogados por resultados. Metí 13 goles en 17 partidos, es un buen número para que algunos equipos volteen a ver".